JUEVES, 26 DE JULIO

21:00hrs
Centro Cultural

Entrada: GRATUITA

Compañía: GRUPO 'EL RINCÓN DE LA EMOCIÓN'. ESCUELA DE TEATRO DE GUAREÑA

Dirección: Eva Romero Borrallo
Reparto: Juanan Cardoso, Cati Fernández, Ruth Frutos, María Eugenia González, Verónica González, Fernando López, Maribel Lozano, Noelia Montero, Juan Antonio Ruíz y Alberto Serrano.

Sinopsis

Eurípides es de los trágicos griegos el más contemporáneo o, si se quiere, más vinculado a la actualidad en cuanto a la amplitud del pensamiento y el cuestionamiento de los símbolos. Se dice de él que es el más respetuoso con el papel de la mujer. Sus mujeres no se rinden, no se resignan y encabezan de hecho gran parte de sus títulos.

Troya ha sido arrasada tras diez años de guerra dicen que por vengar el honor de un marido ultrajado, Menelao, al que su esposa Helena abandonó por el príncipe troyano Paris, que la hizo sentir por primera vez en su vida las pulsiones del Amor. Lo que no se nos cuenta es que Helena jamás eligió a Menelao. Su padre organizó un concurso para escoger al mejor de los maridos. La opinión de ella era irrelevante. Nada se dice tampoco de la posición estratégica para el comercio marítimo que suponía Troya, puerto natural de paso obligado para el comercio con Asia y la India, y de las sustanciosas cantidades de impuestos que engordarían la economía griega con su control.

Hasta el tragediógrafo griego más respetuoso con las mujeres, nos traslada un relato en que la culpable de los crímenes de guerra es una sola mujer. Frente a un ejército de miles de hombres, Una pobre mujer sola, que toma la única decisión de su vida, marchar a Troya con Paris, que la hace sentir viva.

Nos preguntamos hasta qué punto tenemos inoculado un sistema, una cultura y una educación patriarcal que hasta las propias mujeres hemos mirado a Helena como la única culpable de la guerra y jamás hemos cuestionado la cobardía y la indignidad del ejército griego, agazapado tras el argumento del adulterio para tapar las ansias de poder y de riquezas.

Y luego están las Troyanas, que lo han perdido todo, pero que no están dispuestas a perder la Dignidad. ¿Qué es lo que las mantiene con Vida? ¿Qué nos ata a la Vida cuando lo hemos perdido todo y no nos cabe más dolor en el cuerpo? ¿Cuánta fuerza tienen un puñado de mujeres solas, a las que unos soldados, que no pertenecen a ninguna época y por lo tanto pueden ubicarse en todas, no son capaces de mantener la mirada sin vergüenza…?

Troya, Siria, la frontera de Gaza…, las refugiadas de guerra…Los soldados esquivando cadáveres, mirando a los ojos a los niños, a los ancianos, a los hombres y a las mujeres…, el ejército de a pie a las órdenes de jefes que dictan sus pasos desde asépticos despachos, perfumados y bienolientes…Cuánto tiempo necesitan para sentirse más vinculados a las víctimas que a sus superiores? Es inamovible y eterno el papel del perpetrador y el de la víctima, el de los vencedores y los vencidos?

Nuestra propuesta es una pregunta en ruinas, que no termina de desmoronarse nunca y que, cuando creemos encontrar la respuesta, salen del interior del caballo de Troya multitud de preguntas nuevas, que nos asaltan el interior y nos arrasan por dentro, dejando una estela perpetua de heridas abiertas.

EL CAOS, LA GUERRA, LA AMBICIÓN DE LOS ESTADOS, EL CRIMEN POR LAS ANSIAS DE RIQUEZA ASOLAN TROYA, SIRIA, EL SÁHARA, PALESTINA Y TANTOS LUGARES , cuyos recursos naturales, que pudieran ser un regalo, atraen sobre sí todos los males del destino, cuando los poderosos ponen sus miradas babeantes sobre ellos…,algo así como la belleza de Helena.

Y POR ENCIMA DE TODO LA DIGNIDAD INFRANQUEABLE, LA FUERZA DE LAS MUJERES SOLAS, LOS BRAZOS DE CUIDAR QUE SE CONVIERTEN EN GARRAS DE DESPEDAZAR FIERAS, CAPACES DE ARRANCARTE EL SUELO BAJO TUS PIES , SI LES ARREBATAS LA DIGNIDAD.

NUESTRAS TROYANAS NO TIENEN FUERZAS PARA RENDIRSE.

UN EJÉRCITO ENTERO NO BASTARÁ PARA CALLAR A UN PUÑADO DE MUJERES SOLAS.